Belleza y Reverencia – Curso de conexión con la Naturaleza XXXVII

La gente me pregunta a menudo como pueden incrementar su conexión con la naturaleza. Yo les digo, entra en la web del Jardí y en el blog ¿Hablas Planta? hay todo un curso para ayudarte a conectar con la naturaleza. Así es, y funciona si lees con atención e intención y después te pones manos a la obra.

Pero hoy sábado 27 de noviembre del 2021, he ido a la montaña cerca de casa y he disfrutado de un paisaje poco común, que he colgado en Instagram en la cuenta del Jardí (#eljardidelesessencies) en un vídeo de ese paisaje vivo.

Mucho frío, mucho viento, nubes que corrían cerca de mi cabeza, otras, en segundo plano, un poco más lentas, rayos de sol que penetraban por los jirones nubosos que no lograban opacar al Sol. El cuerpo temblaba de frío y emoción. Cada pedazo de cielo cambiaba en pocos segundos, a pesar de que el paisaje de fondo era conocido por mí desde hace más de 40 años. Texturas, colores, matices luminosos que parecían crear un paisaje irreal. Belleza, una belleza arrebatadora que henchía el corazón. Contemplarla era en sí mismo una plegaria. Ante tal magnificencia, solo comparable con mi pequeñez como humano, la admiración de la belleza dio paso a la Reverencia. Reverencia por la vida, por la gran Madre en la que esto se hace posible y agradecimiento por el cuerpo en el que habita mi alma, que dispone de los sentidos para admirar y reverenciar. Un cuerpo que es naturaleza también.

Somos naturaleza en acción, vivimos en la naturaleza que es toda la Tierra y no podemos separarnos de ella ni que queramos. Pero la gran pregunta que debemos hacernos es: ¿Tengo momentos en mi día a día en los que agradezco por la belleza que me habita y que me rodea? ¿Siento reverencia por las maravillas que no dejan de suceder en mi entorno? Si la respuesta es que no, falta reconectarte con la naturaleza y contigo mismo, que eres naturaleza también. Solo tienes que desearlo realmente.

Si es que sí estás abierto a la Gran Madre. En ese momento de maravilla, habla con Ella como si fuera tu mamá, agradécele por la Vida y déjate llevar por tu Corazón. Lo que entonces suceda será Sagrado para ti y es Conexión pura con la naturaleza, tu casa real. Aquí está una pequeña aportación de una Gran Verdad. No puedes separarte de lo que Eres. Solo que desees reestablecer el pacto de conexión, Ahí Eres Naturaleza.

Cada vez que admires la belleza, conectas. Cada vez que sientas reverencia ahí te conviertes en uno con Ella. Esa conexión es profunda y duradera, solo date tiempo para que suceda y saboréala sin prisa. Déjate llenar. No pases por el paisaje como en una visita turística de tiempos acotados. Date tiempo y recuerda, Esa Belleza que ves, también eres tú. Esa Reverencia que sientes, también es por ti. El Amor tiene muchas formas y todas también están en ti.

Gracias por tu Belleza.

Un comentario sobre “Belleza y Reverencia – Curso de conexión con la Naturaleza XXXVII

  1. Hola Jordi..
    GRACIAS INFINITAS POR COMPARTIR TU CONEXION CON MADRE TIERRA…DESDE EL SUR DE ARGENTINA…EN SILENCIO ASOMBRANDOME SIEMPRE CON LAS ARAUCARIAS

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s