Aplicación de las Flores de Bach en los Chakras. Las + espiritualizadas

Hornbeam en el 6º Chakra

CASO 1: Niño de 8 años que se queja últimamente de algún dolor de cabeza ocasional en la frente y que tiene mucha pereza para realizar sus deberes y las tareas domésticas que se le encomiendan.  Aplicamos Hornbeam en el 6º chakra y tanto el dolor como la pereza ceden de inmediato. La pereza menos rápidamente.

White Chestnut en el 6º Chakra

CASO 1: Mujer de unos 35 años con gran dificultad para desconectar y relajarse. En unas pocas aplicaciones sobre el 6º chakra tiene la sensación de fuerte penetración de la esencia, como, dice, si hubiesen hecho mucho trabajo. Siente un gran relax en pocos días.

Cherry Plum en el 6º y 7º Chakras

CASO 1: Hombre con intensos y frecuentes dolores de cabeza que no le desaparecen ni tomando fuerte medicación alopática. Su estado perdura de hace más de 10 años. Aplica Cherry Plum en el 7º chakra y al cabo de menos de una hora de la primera aplicación el dolor desaparece y no vuelve en unos días. En aplicaciones posteriores el dolor desparace aún con mayor rapidez. Ha sustituído la medicación convencional por la aplicación funcional y puntual de Cherry Plum.

CASO 2: Mujer de unos 55 años con fuerte estres por problemas en el trabajo, conocedora de las flores de Bach se toma diferentes flores sin que el dolor de cabeza frontal que siente se aligere. Recomendamos aplicación de Cherry Plum en el 6º chakra. El dolor remite (después de días de padecerlo) casi inmediatamente.

Red Chestnut en el 4º Chakra

CASO 1: Hombre de 42 años que tiene una fuerte duda afectiva y es incapaz de comunicarla a su pareja, con lo que acumula tensión y hasta dolor intenso en la zona del corazón. Al mismo tiempo tiene miedo a volar desde que nació su hija (antes volaba sin ningún apuro). El miedo a perder a la hija o dejarla sola parece ser el motor principal y a pesar de haber tomado ya por un cierto tiempo (4 meses al menos) Red Chestnut en su fórmula oral, recomiendo su apicación en el 4º chakra por 3 veces al día.

A cada aplicación el dolor en el corazón y la musculatura periférica se incrementa. En unos días consigue hablar con su pareja del tema que le preocupaba. La angústia y el dolor (que padecía de forma discontínua pero frecuente desde hacía unos 5 años) en el pecho han desaparecido por completo, dejando una sensación de libertad.

Crab Apple en diversos Chakras

CASO 1: Mujer de 59 años. Sintomas de resfrío con gran congestión nasal y picor en la garganta. Aplica Crab Apple en el 5º y 6º chakras, por la proximidad de estos con la zona de afectación. Como resultado inmediato se descongestionan las vías respiratoria altas y se establece un sueño reparador. En 3 días de aplicación, solo por la noche, desaparece realmente la congestión. Realmente impresionante.

Agradecemos este reporte a Rosa Llopis.

Aplicando Pine en los chakras

CASO 1: Soy chilena, Libra y tengo 50 años. Estoy estudiando en el Instituto
Mount Vernon para ser terapeuta floral.
6 meses antes había empezado mi terapia floral. Me sentía muy triste,
cansada, muy angustiada y con mucha presión encima. Siempre me
achacaba todo encima y por lo tanto vivía hace muchísimos años con
mucha culpa. Un día comenté a mi terapeuta que estaba estudiando en
mis clases sobre los chacras y se le ocurrió que probáramos tu técnica
con Pine.
Me puse Pine en todos los chacras solo los sábados y domingos por 2
semanas porque por mi trabajo no podía hacerlo diariamente. Desde la
primera vez tuve un dolor fuerte en el 4 chacra. La 4a vez, fue tan
fuerte el dolor, era como un dolor de hueso intenso, tan intenso que
sentí que me atravesó y cruzó hasta mi espalda. Hace varias semanas
estaba con dolor de espalda, con un tirón a la altura de mi omóplato
izquierdo.
Sentí que el dolor me atravesó desde el corazón hasta donde me dolía
en la espalda.
Fue increíble. Me levanté de la cama y le comenté a mi marido lo que
me pasó y en ese momento me di cuenta que ya no tenía dolor de
espalda. Fue genial.
Le comenté lo sucedido a mi terapeuta y me dijo que se me había
desbloqueado el 4o chacra y creo definitivamente que fue así.
Después de eso no he vuelto a culparme por cosas que no corresponden y
de verdad fue como sacarme una mochila de encima. Realmente siento un
alivio enorme.

Espero te sirva mi experiencia.

K. P. de Chile

Agradezco enormemente su confianza y cooperación al compartir desde la intimidad.

CASO 2:tengo 53 años, soy Psicóloga y Terapeuta Floral de Chile. Sufro de fibromialgia, después de haber hecho todo tipo de tratamientos, no había logrado mejorar, sólo atenuar los dolores.

Hace un par de días, empecé a recorrer mi historia y recordar en qué momento empezó la fibromialgia, y bueno, sucedió después de que un tío muy querido, que era mi figura paterna se suicidó. Me sentí muy culpable por no haberme dado cuenta de lo mal que estaba y haber hecho algo para ayudarlo. Pues bien, había tomado Flores y en verdad no habían muchos cambios.
Después de seis años, ya me había resignado a los dolores, hasta hace un par de días, que tenía muchos dolores y leí que la culpa estaba relacionada con las enfermedades autoinmunes, y pensé: Me voy a preparar gotas para la culpa (las cuales nunca había tomado), pues puse en el frasco: pine, crab apple, varus y monterey.
Empecé a tomar, y empecé a sentir la necesidad de tomar y tomar, cada 3 minutos más menos, y además, aplicar las esencias en el segundo y cuarto chackra, pues sin ningún motivo aparente y cuando habían pasado no más de un par de horas me ha dado un ataque de llanto que no podía parar y para mi sorpresa los dolores casi habían desaparecido.
Queda esperar en el tiempo cómo estaré, sin embargo, he considerado pertinente contarle ésto, para ver si aporta en algo mi testimonio.
Un afectuoso saludo,
CASO 3: Apliqué Pine sobre el segundo chakra, aunque el primer y segundo día sin ceñirme al protocolo que indicas, sino una sola vez por precaución, puesto que tengo una gran sensibilidad a las flores, durante 5 ó 6 días, aumentando a dos veces diarias los últimos días. Desde el primer día noté movimientos internos, casi diría físicos, no solamente en el momento de la aplicación sino durante todo el día y en particular la noche, así como sensación de frescor inicial y después calor en algún momento y ligeros dolores en el vientre.

Según pasaron los días mis pautas mentales incidían notablemente sobre temas relacionados con la culpa, hasta que recaí en mi viejo y compulsivo hábito de irme de gran juerga que a su vez desencadenó el consiguiente ciclo depresivo que ha durado una semana, quizá el más largo de todos los que he sufrido en mi vida, pero durante el cual se ha hecho evidente para mí, por primera vez, el complejo de Edipo que me ha condicionado la vida entera, e incluso he recordado incidencias relacionadas con ello. No hace falta decir que he llegado a encontrarme muy mal, pero mal.
Durante dicho ciclo depresivo y para paliar el malestar me apliqué Sauce un par de veces directamente en la misma zona inicial, y bebido en primera dilución en numerosas ocasiones. Al final del ciclo, en el cual afortunadamenteme me encuentro ahora , y aunque los cambios internos continúan en curso, he preparado una mezcla diluída con willow, star of bethleem y cherry plum que me sienta muy bien y que voy tomando cuando la preciso. Todavía continúan los movimientos internos, incluso físicos, que afectan a todo el bajo vientre, y hoy me he despertado con bastante molestia en la tercera vértebra lumbar, cuyas asociaciones patológicas corresponden casi a la letra a dificultades tanto físicas como emocionales con las que he cargado desde siempre, y que espero estén comenzando a disolverse ahora.
En conclusión, mi experiencia indica que el método directo de aplicación sobre los chakras es muy efectivo, aunque al mismo tiempo, dada la intensidad y profundidad de los resultados (aun teniendo en cuenta que, en este caso, el “trabajo” ya estaba muy avanzado previamente), creo que habría que pensárselo dos veces antes de utilizarlo, y seguramente no debiera emplearse sobre personas que no hayan trabajado mucho sobre sí mismas y que por tanto sean capaces de identificar y afrontar los duros procesos que puedan desencadenarse.